miércoles, 22 de abril de 2015

"La ministra Parody debe dejar la soberbia": Grubert

Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA
Así lo dijo el presidente de Fecode Luis Alberto Grubert quien anunció que el paro será indefinido.
¿Derecho a la educación o derecho a la protesta? Esa es la polémica con la que despertó el país este miércoles por cuenta del paro de maestros. Tanto el gobierno como el gremio de los profesores radicalizaron sus posiciones.  
El tema ha levantado ampolla. Mientras los profesores, reunidos en Fecode, justifican esta medida como una manera de reclamar el incumplimiento del Gobierno, desde el Ministerio la respuesta fue contundente: la huelga viola al derecho fundamental a la educación. Eso sí, ambos dicen estar defendiendo los intereses y garantías del sector.
En la mañana la ministra de Educación, Gina Parody, les puso un ultimátum a los maestros: si no van a clase no les pagan el sueldo y se tendrán que atener a las sanciones disciplinarias. Frente a eso, el presidente de Fecode Luis Alberto Grubert le dijo a Semana.com que “nosotros duramos 56 días negociando sin paro y no logramos nada. Ahora negociaremos en paro. La ministra promete muchas cosas, pero luego el presidente es el que define si eso se puede o no. Entonces queremos negociar con él”.
El presidente de Fecode afirmó que el inicio del paro indefinido tenía la intención de buscar que el Gobierno generara unos puentes y se pudiera dialogar, “pero no, la ministra salió a disparar. Nos parece que esa no es la actitud que debe tomar un ministro de Educación. La ministra debe dejar la soberbia”.
Por su parte, Parody dijo que el Gobierno propuso un aumento salarial del 10 por ciento y el “sindicato lo rechazó porque para ellos es insuficiente”. Grubert negó el incremento ya que el “sistema general debe cambiarse el próximo año, ese porcentaje está condicionado a una reforma constitucional. Es decir, si se aprueba nos nivela. Si no, no”.
Para Fecode Santos empezó a incumplir cuando no destinó el 7,5 por ciento del PIB a la educación, que ya se había acordado en una negociación anterior. Además, la federación rechazó fuertemente el modelo de jornada única que se está imponiendo.
Ante las advertencias de la ministra, los maestros respondieron con una marcha por las principales calles de la ciudad y la radicalización de sus posturas.
Cese indefinido
La decisión de Fecode no fue una novedad. El pasado 10 de abril la organización publicó en su página web una circular en la que anunció el cese indefinido de actividades y responsabilizaba al gobierno de las consecuencias que pudiera tener el paro. Esta medida, explicó la comunicación, se generó por la falta de “solución satisfactoria” al pliego de peticiones que se radicó en febrero y al incumplimiento de los acuerdos pactados en negociaciones anteriores, como el aumento del porcentaje del PIB destinado a la educación.
Sin embargo, las conversaciones con el Ministerio de Educación se mantuvieron hasta el pasado lunes, cuando se confirmó definitivamente el camino de la protesta. El martes Grubert aseguró que la negociación no arrojó avances ni respuestas contundentes a sus demandas. El llamado fue a que el magisterio empezara el cese de actividades. Grubert calculó que participarían 334.000 docentes con un impacto en nueve millones de estudiantes y tres millones de padres.
El Plan de la discordia
Una de las grandes diferencias entre ambos sectores es el tema de la educación que propone el Plan Nacional de Desarrollo, que está a punto de aprobarse en el Congreso. Gina Parody sostuvo que “este es el gobierno que más ha invertido en la educación. Hoy los niños van a la educación pública del país gratis, como debe ser". Agregó que "en el Plan Nacional de Desarrollo los recursos de la educación son de 136 billones de pesos mientras que para la guerra son 93 billones de pesos”. Sin embargo, Fecode difiere pues para el gremio es prioritario que el Plan contenga su pliego de peticiones.
Frente a las exigencias de la federación en el tema de la atención en salud para maestros con “un servicio digno”, Parody respondió que su gabinete es consciente de la necesidad de mejorar el acceso a los beneficios adquiridos como el no pago de cuotas moderadoras o copagos, la posibilidad de acceder a todo el sistema desde el primer día de afiliación y el no pago de sanciones o multas por incumplimiento de citas programadas.
En cuanto al bienestar, el Ministerio respondió que “los profesores tienen 36 días hábiles de vacaciones mientras que el resto de colombianos tiene solo 15; además deben trabajar un promedio de seis horas diarias presenciales y los demás empleados públicos trabajan 8 horas”.
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA 
Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA


0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger