domingo, 17 de febrero de 2013

Declaración Política de la IX Asamblea General de la Red Libertaria Popular Mateo Kramer


Volvimos de nuevo a hacer maletas, a empacar nuestros sueños y nuestras rebeldías, nuestros descontentos y nuestras propuestas. Con este equipaje llegamos a Mesitas, Cundinamarca, el pasado 25 de enero, para dar inicio a nuestra IX Asamblea General.  Durante tres días, los trece colectivos que construimos poder popular desde la Red Libertaria Popular Mateo Kramer nos encontramos en pleno para analizar y discutir sobre lo que viene ocurriendo en el país y para construir nuestras posiciones como jóvenes de cara al tan importante reto que tiene hoy el pueblo colombiano de construir una paz con justicia social.
El país atraviesa por una crisis social, política y económica que se viene prolongando por más de 50 años y con ella, la necesidad de activar mecanismos de participación política, que realmente encausen las expectativas de las mayorías por una vida digna, es hoy más urgente que nunca. En un estado de hostilidad permanente en el que las condiciones de vida son cada día más precarias e inestables y en donde la movilización y participación social están cada vez más reprimidas y estigmatizadas, la juventud ha venido asumiendo un papel activo en la construcción de una nueva sociedad.
La situación de la juventud en América Latina, y las contradicciones que sobre ella recaen en un país como Colombia debido al conflicto social y armado, han reactivado las demandas y a puestas como sector en medio de la guerra mediática y de la violenta ofensiva que lleva a cabo la fuerza pública y el paramilitarismo tanto en el campo como en la ciudad. De ahí el permanente caminar hacia la unidad, hacia la articulación y hacia la construcción conjunta de un país en el que todas las voces, incluso las de aquellos y aquellas que hoy no nos acompañan, hagan eco en todos los barrios, localidades, municipios y ciudades del país, como condición necesaria para construir otro modelo de país diferente al que impone hoy la gran-minería, los agro-negocios y los proyectos de ciudad excluyentes.
Por esta razón, los 13 colectivos que componen la Red llegamos a los siguientes acuerdos:
·         Reafirmamos nuestra prioridad de continuar en la construcción del sector juvenil en el país, con otros y otras jóvenes, para posicionar nuestras apuestas específicas frente a la exclusión política que hoy vive la juventud. La construcción de sector sólo es posible si somos con otros y con otras, y para que esta construcción sea efectivamente un proceso conjunto, debemos  continuar y fortalecer la construcción desde la base, siendo éste el eje desde el cual construimos nuestras apuestas políticas como juventud. En este sentido, es nuestro sentir juvenil y por ende, nuestra participación y creación de espacios contraculturales y libertarios, los que nos permiten construir con la juventud,  en diferentes escenarios y de diferentes formas, nuevas apuestas emancipatorias.
·         Reconocemos las implicaciones que tiene la guerra en los jóvenes y las jóvenes en la ciudad, donde el proyecto de ciudad-región viene imponiendo un modelo de segregación, represión, exclusión y estigmatización. Ante esto, situamos nuestras apuestas juveniles desde las prácticas contra-informativas, fortaleciendo nuestra identidad y cohesión  territorial a partir de la educación popular y la (contra)cultura.
·         Ratificamos nuestra pertenencia, como organización juvenil, al Tejido Juvenil Nacional Transformando a la Sociedad - TEJUNTAS y a TEJUNTAS Bacatá como su expresión local, y a partir de estos, en los espacios de articulación nacional del movimiento popular como son la Minga de Resistencia Social y Comunitaria y el Congreso de los Pueblos, porque estamos convencidos y convencidas de que la unidad se construye desde la base y en la articulación efectiva.
·         Ratificamos, asimismo, que la unidad, aquella que se construye desde la movilización, la articulación y la construcción conjunta de una propuesta de país por parte de los sectores populares, constituye un proceso real de oposición a la clase dominante, cuya ruptura refleja, únicamente, los intereses de una minoría que, a través del poder coercitivo, pretende mantener sus privilegios a costa de la salud, la educación, la vivienda y la vida de la mayoría de los colombianos y colombianas. Ante las tensiones políticas al interior de la derecha, la unidad del bloque popular es una necesidad urgente.
·         En este sentido, afirmamos nuestra participación, como actores políticos, en la construcción de la paz en Colombia, una paz con cambios, con justicia social y para la vida digna. Paz que encuentra un escenario concreto de acción y construcción popular en la Ruta Social Común para la Paz, en donde nuestra participación, como Congreso para la Paz, se articula con otras voces del pueblo colombiano con las cuales venimos caminando para que se haga efectiva la participación de todas y cada una de las expresiones y sectores del país.  Dichas propuestas, se harán  públicas en el Congreso Nacional Para la Paz que tendrá lugar los días 19, 20, 21 y 22 de abril del presente año en  Bogotá, y que contará con la participación de todos y todas aquellas que quieran hacer la paz con justicia social.

Firman la declaración:
•Colectiva Juana Julia Guzmán
•Colectivo 6 de Mayo
•Colectivo Contracultura
•Colectivo Ecologista Totuma
•Colectivo Frecuencia Libertaria
•Colectivo Histeria
•Colectivo Mecha Libertaria
•Colectivo Res Gestae
•CEA-LA (Centro de Estudios Abolicionistas por la Liberación Animal y de la Tierra)
•CILEP (Centro de Investigación Libertaria y Educación Popular)
•ESPORA (Contracomunicación y Colectivización del Conocimiento)
•Radio Despertar Libertario
•RESMA (Revolución Estudiantil Social Mentes Abiertas)

Red Libertaria Popular Mateo Kramer
www.redlibertariapmk.org

1 comentarios:

Diego Pareja dijo...

INVITACION

De la manera más comedida me permito invitar a todos los organizadores y participantes del ENCUENTRO NACIONAL DE EDUCACION PARA LA PAZ a leer y discutir el DECALOGO DE LA PAZ y la REFORMA A LA EDUCACION EN SU MAS TIERNA INFANCIA contenidos en el blog www.laultimaoportunidad.com (La Patria Soñada). A manera de ilustración adiciono el siguiente fragmento del citado blog:

……La paz no es cuestión de acuerdos previos, ni de decretos, ni de leyes. La paz, como la violencia, es un fenómeno Cultural. La tolerancia, el deseo de convivencia, la voluntad de encauzar los instintos primarios, el respeto y la Colaboración mutua, son las propiedades que caracterizan al hombre de bien; por el contrario, la intolerancia, el afán de dominar, el irrespeto y el egoísmo, son instintos primarios y característicos del malevolente. En suma, la Paz la hacen los pacíficos, así como la violencia la hacen los violentos. De lo anterior se infiere que para que haya Paz, se requiere formar gente de paz.
Sólo habrá paz cuando el niño sea concebido y criado en un ambiente de altruismo (no egoísmo), autenticidad (no manipulación), persuasión (no fuerza) y encaminado a lo sublime: el arte, la virtud y en general, todo aquello que no se puede comprar (véase “Reforma a la educación”: Una cruzada por la paz).
La paz es un sistema auto organizado, o sea, es el orden dinámico que emerge en un sistema debido a la Interacción mutua de sus partes y procesos con el todo y viceversa hasta crear su propio orden.
De la interpretación de la naturaleza de la paz, en términos de los sistemas auto organizados, se colige que:
De la igualdad emerge la justicia si hay respeto al derecho ajeno. De la justicia emerge la dignidad, siempre y Cuando haya coherencia. De la dignidad, emerge la consagración al trabajo si hay autoestima; de esta Consagración, emerge el progreso, puesto que hay abundancia; y del progreso emerge la paz…..



Con las esperanza de encontrarlos en el citado blog me despido de ustedes.

Atentamente




______________________________
BENHUR CHICA GIRALDO M.S.C
PROFESOR JUBILADO U.N

Publicar un comentario

Seguidores

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger